Grammy, Benidorm Fest, Goya…

La importancia de los eventos en el panorama cultural y social

Iniciando febrero y ya ha habido multitud de eventos de todo tipo, y todos los años es igual, ¿por qué? Por nuestra naturaleza social.

En el mundo de la música estos días han entregado los premios Grammy, que es la distinción que otorga la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos a la industria de la moda, donde el una parte del protagonismo bonito se lo llevó la cantante Taylor Swift, que llegó a la gala acompañada de su amiga, también cantante, Lana del Rey, con la que colaboró y a quien hizo subir al escenario cuando recibió su premio al mejor álbum del año y, ya encima del escenario, le dedicó unas palabras, reconociendo su talento y expresándole su admiración. Gestos humanos que hacen que la gala sea más especial.

Por su parte, en España se celebró el Benidorm Fest, festival de la música en el que se elige la canción que representará a España en el próximo Festival de Eurovisión. En este caso, la noticia fue la polémica, por el título y contenido de la canción ganadora. Como profesional del Protocolo no me resisto a hacer una reflexión al respecto.

Reflexión sobre las normas

Es interesante observar como siempre buscamos respetar las normas de los espacios de los que queremos su aceptación, por ejemplo, el Festival de Eurovisión es un evento internacional que busca promover la diversidad, la inclusión y el respeto entre las naciones participantes. En este contexto las diferentes propuestas artísticas buscan expresar su talento, creatividad para darle su enfoque, muchas veces provocador y desafiante, como en el caso de España este año.

El gran problema es que las normas sociales con frecuencia se sacrifican para ganar repercusión mediática. En concreto, que las palabras tienen un significado es una evidencia, que el empoderamiento femenino, la libertad individual, la autoestima, autoaceptación y el derecho de la mujer a disfrutar de la vida sin ser juzgada por su comportamiento son valores en alza en nuestra sociedad, es una realidad, y las canciones pueden ser un vehículo para promoverlos. Sin embargo, las palabras pueden ser utilizadas tanto para dañar como para curar. Existen adjetivos misóginos esterotipados y que cosifican a las mujeres y las encasillan en roles estereotipados. Normalizar su uso es normalizar la violencia, ya que estas palabras tienen un impacto directo en la autoestima de las personas. Un uso puntual de una palabra grosera puede tener un impacto reinvidicativo, pero una reiteración exagerada hace perder fuerza, evocando un comportamiento infantil y grosero.

El problema es que cambiar el significado de una palabra no es voluntad de una persona, sino de la sociedad, la misma que dicta qué es lo correcto y lo incorrecto, lo que es educado y lo que es grosero, lo aceptado y lo sancionable.

Libertad, impacto y repercusión

La libertad creativa es fundamental y debe respetarse, pero también se debe ser consciente del poder que tienen las palabras y los mensajes en la formación de percepciones y valores.

Me preocupa el impacto de canciones groseras en la juventud, especialmente de la infancia, que no es consciente del contenido de las letras que reproduce al cantar canciones pegadizas de moda.

En lugar de caer en moralismos, hagamos una reflexión crítica y constructiva sobre el poder de las letras en la música actual. Es importante encontrar un equilibrio entre la libertad creativa y la responsabilidad social, porque la buena educación siempre está de moda.

Más eventos

En unos días será la Gala de los Goya, donde se reparten los premios de la industria cinematográfica española, y nos mantendremos a la espera de la anécdota o polémica con la que la gala trascenderá.

En cualquier caso, queda patente la importancia de los eventos, en los que cada sector reconoce la excelencia de sus profesionales, que reciben una visibilidad importante para su avance profesional y, por tanto, para todo el sector, pues el conocimiento del público general del trabajo profesional hace que sea más demandado.

Los premios también tienen una importante labor social, que es la de inspirar a las nuevas generaciones, pues al celebrar el talento y el esfuerzo se motiva a otras personas a perseguir sus sueños.

Por último, no nos olvidemos nunca del impacto económico que generan los eventos.

La importancia de los premios y las nominaciones

Las nominaciones a los premios son muy importantes, pues la simple nominación es el reconocimiento al talento y al trabajo duro, por parte del sector, ayudando a dar visibilidad al trabajo realizado; ser finalista ya significa posicionarse como profesional del sector, y ganar es el máximo un hito en una carrera profesional.

Suscríbete a nuestras Reflexiones de Protocolo

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Galicia Protocolo como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para poder llevar a cabo la suscripción a nuestra newsletter para comunicarnos contigo y para cumplir con los requisitos legales aplicables.

Margarita Murillo se dedica al Protocolo desde el año 1999. En su formación académica constan un postgrado y dos máster en Protocolo y es Licenciada en Derecho. Su trayectoria profesional se inició trabajando por cuenta ajena en varias empresas gallegas en áreas vinculadas al Protocolo, la imagen empresarial y la comunicación. Desde el año 2010 se dedica de forma autónoma a la consultoría en Protocolo; además colaboradora en diferentes medios de comunicación y es autora de varios libros de Protocolo.