Juegos Olímpicos 2024 sin Rusia

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha tomado la decisión de excluir a Rusia de las próximas Olimpiadas debido al conflicto en Ucrania, una medida que ha generado intensas discusiones y ha planteado cuestionamientos sobre el rol del deporte en la política internacional.

Desde sus inicios, en la Antigua Grecia, los Juegos Olímpicos han sido un símbolo de unidad y paz, donde las naciones se unen en un espíritu de competencia deportiva, dejando de lado diferencias políticas y culturales.

Por ello, la exclusión de Rusia por el COI ha sido un duro golpe para el país, considerado una potencia deportiva tradicional, que ha ganado un gran número de medallas en los Juegos Olímpicos.

No es la primera vez

Esta no es la primera vez que un país es excluido de esta cita deportiva, a lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos, ha habido casos en los que países no han podido participar o han sido excluidos por diferentes razones, como guerras, sanciones, boicots y violaciones de las reglas del Comité Olímpico Internacional (COI).

La exclusión de un país de los Juegos Olímpicos puede tener varias repercusiones en su imagen y relaciones internacionales, además de las repercusiones que la decisión puede tener para el desarrollo de los atletas del país no invitado o sancionado.

Sanción a la política no al deporte

Precisamente, para no castigar a los deportistas, el COI permite su participación bajo una bandera neutral, como la bandera olímpica, símbolo de inclusión y unidad en el deporte, aunque puede ser una experiencia difícil para los atletas, que no pueden representar a su país de origen.

Conclusión

La exclusión de un país de las Olimpiadas es un acontecimiento histórico con importantes repercusiones en el ámbito deportivo, político y diplomático.

Suscríbete a nuestras Novedades de Protocolo

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Galicia Protocolo como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para poder llevar a cabo la suscripción a nuestra newsletter para comunicarnos contigo y para cumplir con los requisitos legales aplicables.

Margarita Murillo se dedica al Protocolo desde el año 1999. En su formación académica constan un postgrado y dos máster en Protocolo y es Licenciada en Derecho. Su trayectoria profesional se inició trabajando por cuenta ajena en varias empresas gallegas en áreas vinculadas al Protocolo, la imagen empresarial y la comunicación. Desde el año 2010 se dedica de forma autónoma a la consultoría en Protocolo; además colaboradora en diferentes medios de comunicación y es autora de varios libros de Protocolo.