Situación y retos para las empresas

RSE y ODS

El protocolo es adaptativo, se trabaja con personas que se relacionan con personas y reflejan la sociedad de cada momento. Por este motivo, Galicia Protocolo, no puede permanecer ajena a la realidad de nuestros días.

Ya hemos comentado en muchas ocasiones, estamos cambiando, evolucionando; estamos ante un cambio de Era (con TODO lo que ese concepto entraña), nos tenemos que adaptar a grandes avances tecnológicos que están modificando nuestras vidas, nuestra forma de relacionarnos y nuestra forma de trabajar,y esto trae consigo, a su vez, un cambio de paradigma. Lo que hasta ahora se hacía y/o valía, ya no sirve.

El gran desarrollo tecnológico de estos nuevos tiempos nos está cambiando, seremos de otra manera, porque nuestros valores y forma de relacionarnos están cambiando, pero esta tecnología tiene que crecer y evolucionar sin olvidar nuestra humanidad. Necesitamos relacionarnos con personas.

Las empresas son espacios en los que las personas desarrollan su actividad profesional, y trabajar con personas es más complejo que trabajar con tecnología, la tecnología es predecible, las personas somos complejas, nuestros sentimientos, nuestras emociones, lo que nos obliga a tener que detenernos en el clima que se vive en esa empresa, que las personas se sientan reconocidas personal y profesionalmente reconocidas.

Lo hemos dicho muchas veces, una empresa en la que sus integrantes sienten orgullo de pertenencia tiene una imagen muy fuerte, inspira confianza y fideliza.

Los objetivos para un desarrollo sostenible son la guía que debe llevar a las empresas, a las instituciones y a las personas de todo el mundo a redefinir esta nueva Era.

Margarita Murillo se dedica al Protocolo desde el año 1999. En su formación académica constan un postgrado y dos máster en Protocolo y es Licenciada en Derecho. Su trayectoria profesional se inició trabajando por cuenta ajena en varias empresas gallegas en áreas vinculadas al Protocolo, la imagen empresarial y la comunicación. Desde el año 2010 se dedica de forma autónoma a la consultoría en Protocolo; además colaboradora en diferentes medios de comunicación y es autora de varios libros de Protocolo.