Cada persona necesita econtrar su lugar en la empresa.

Una persona o un grupo deciden montar una empresa y… hay tantas ideas, tantos sueños, tanta ilusiones….

Y, el trabajo va llegando, va llegando… y, llega un momento en el que es necesario ir incorporando personas al proyecto, pero ¿me entenderán? ¿compartirán mi proyecto? ¿hasta qué punto se implicarán?

Elige el clima que quieres tener en tu empresa, porque no todos tenemos los mismos gustos:

– Cálido.

– Frío.

– Lluvioso.

– Templado.

– Extremo.

Ahora, facilita a tu equipo que se adapte a él. Ofréceles:

– Un abanico cuando tengan calor.

– Una manta caliente cuando sientan frío.

– Un paraguas cuando la lluvia les moleste al mojarles.

– Nada, cuando nada quieran.

– Lo que necesiten, cuándo te lo pidan.

En Galicia Protocolo trabajamos en valores empresariales y sociales, consulta nuestro servicio de clima laboral.