Pascua Militar 2024

El Rey destaca el papel de las Fuerzas Armadas en la defensa de la democracia

El rey Felipe VI presidió el pasado 6 de enero la Pascua Militar, el primer acto oficial del año en España, y el que estrena el año castrense, donde se hace balance del año anterior y se perfila el recorrido del próximo año.

La ceremonia se celebró en el Salón del Trono del Palacio Real de Madrid y contó con la presencia de alrededor de 200 invitados, entre ellos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y un nutrido número de autoridades de las Fuerzas Armadas y cuerpos de seguridad del Estado.

En su discurso, el Rey recordó el origen de la Pascua Militar, que se remonta al reinado de Carlos III, cuando el 6 de enero de 1782 se recuperó la localidad menorquina de Mahón que se hallaba en poder de los ingleses. Desde entonces, la ceremonia se ha convertido en una tradición que marca el inicio del año militar.

En esta ocasión, el Rey destacó el papel de las Fuerzas Armadas en la defensa de la democracia y de la seguridad de España. “Las Fuerzas Armadas son garantes de la unidad de la Nación, de la defensa de la Constitución y de los derechos y libertades de los españoles”, afirmó. Pero también subrayó la importancia de las Fuerzas Armadas en la cooperación internacional. “Las Fuerzas Armadas españolas están comprometidas con la paz y la seguridad en el mundo”, dijo.

Partes del acto

En primer lugar, se producen los recibimientos al Rey y Familia Real, por parte de quien ostenta la presidencia del gobierno y autoridades pertinentes, como la persona titular del Ministerio de Defensa y jefatura del Estado Mayor de la Defensa y principales autoridades militares, en el Patio de la Armería, después se escucha el himno nacional desde el podio, en el que se encuentra el Rey acompañado de la Familia Real, después el Rey pasa revista a la formación militar. Ya en el interior del Palacio de Oriente, tiene lugar el saludo a todas las personas invitadas, que van ocupando su lugar mientras el Rey procede a imponer condecoraciones a civiles y miembros de las Fuerzas Armadas que se hicieron merecedores de ellas el año pasado. Este año entregó veinte condecoraciones.El acto finalizó con los discursos de la Ministra de Defensa y el Rey Felipe VI.

Etiqueta de vestimenta

Se trata de un acto solemne, por lo que en la invitación de la Casa Real, la indicación de vestimenta para militares es uniforme de Gala, modalidad A, que es el vestuario para tiempo frío y para civiles, chaqué para los hombres y vestido largo para las mujeres.

La etiqueta militar está regulada por la Órden Ministerial 1756/ 2016.

Cumpliendo con estas indicaciones:

El rey Felipe VI vistió el uniforme de gala de capitán general de la Armada, con levita, y portando algunas de las más altas distinciones que ostenta, como la venera de la Orden del Tosión de Oro, la Banda y Gran Cruz de San Hermenegildo, que reconoce la constancia en el servicio militar y las divisas de empleo de capitán general con entorchado, los cuatro galones y fajín rojo.

La princesa Leonor, que vistió su uniforme de cadete de gala del Ejército de Tierra, portó por primera vez la banda de la orden de Carlos III, que le fue concedida cuando cumplió 18 años, el 31 de octubre del 2023 y, al igual que el rey, la venera de la Orden del Tosión de Oro.

Curiosidades

Es un acto que, normalmente, se celebra con los asistentes en pie, pero esta vez todas las autoridades y personas invitadas estuvieron sentadas.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, hizo un reconocimiento público a la reina Letizia, que está sufriendo una importante crisis de imagen y todas las miradas estaban puestas en ella. Se trata de un gesto muy relevante, porque se produjo en un acto oficial, ante los medios de comunicación y el público, lanzando el mensaje de que trata de una figura respetada y valorada. Es importante por el momento en el que se hace este reconocimiento, por las breves pero importantes palabras dedicadas y por la actitud mantenida. Gesto que la Reina devolvió con una mirada de agradecimiento.

Suscríbete a nuestras Reflexiones de Protocolo

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Galicia Protocolo como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para poder llevar a cabo la suscripción a nuestra newsletter para comunicarnos contigo y para cumplir con los requisitos legales aplicables.

Margarita Murillo se dedica al Protocolo desde el año 1999. En su formación académica constan un postgrado y dos máster en Protocolo y es Licenciada en Derecho. Su trayectoria profesional se inició trabajando por cuenta ajena en varias empresas gallegas en áreas vinculadas al Protocolo, la imagen empresarial y la comunicación. Desde el año 2010 se dedica de forma autónoma a la consultoría en Protocolo; además colaboradora en diferentes medios de comunicación y es autora de varios libros de Protocolo.