Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.

Antoine de Saint Exupéry. El Principito

Hoy quiero compartir una reflexión sobre las tradiciones y ritos navideños, la importancia de mantenerlos vivos.

La importancia de no perder las tradiciones, de mantenerlas, viene motivada por la necesidad y el deseo  de crear lazos, crear vínculos, crear comunidad.  

Llega la Navidad y con ella las celebraciones cargadas de simbología, de ritos, de protocolo.

Los ritos crean vínculos. “¿Por qué es bueno crear vínculos?”, pregunta el principito al zorro- y éste le dice: “Tú para mí no eres más que un niño entre cien mil, yo para ti no soy más que un zorro entre cien mil, pero si me domesticas, creamos lazos Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo”.

¿Qué es un rito? Sigue preguntando el principito al zorro. “ Un rito es lo que hace que un día sea distinto a otro, una hora distinta a las otras horas”, “…..Los cazadores salen los jueves a bailar con las muchachas del pueblo, entonces el jueves es para mí un día maravilloso, porque puedo ir a la viña. Si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los días serían iguales y yo no tendría vacaciones”.

En esta misma línea nos llegan las reflexiones del filósofo surcoreano, Byung Chul Han, que habla de lo importante que es mantener vivos los ritos, dice que los ritos crean comunidad, transforman el “estar en el mundo” por el “estar en casa”.

Hoy, en este mundo globalizado que nos ha tocado vivir, el mundo digital, el de las redes sociales, cobra si cabe más protagonismo el mantener vivos los ritos, en contraposición al mundo digital que, en vez de crear relaciones crea conexiones. B.Chul Han y sigue diciendo que “los ritos transmiten y representan valores y órdenes que contribuyen a mantener cohesionada la sociedad”.

Por todo ello, te invito a que estas Navidades dediques tu tiempo a la gente que quieres, comparte, haz partícipes, a quienes te rodean, de los preparativos de las celebraciones; empieza con las felicitaciones de Navidad manuscritas, no te olvides del día del sorteo de la lotería, déjate contagiar por esas personas a las que les ha tocado el premio, continúa con la celebración de la Nochebuena y la posterior Misa del Gallo, no pases por alto el gastarle alguna broma a tus amistades o compañeros de trabajo el día de los Santos Inocentes, celebra el día de la Navidad y ,si eres una persona religiosa, acude a tu iglesia y cumple con los ritos de este día, y por supuesto festeja por todo lo alto la Nochevieja con su ritual de las doce uvas y, ya para finalizar con las celebraciones y ritos, transmite la magia del día de Reyes, a todas las personas, sin pensar en la edad, desde los niños y las niñas hasta las personas de edad avanzada, nunca dejes de creer en la magia.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo

No era más que un zorro semejante a cien mil otros, pero lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

Antoine de Saint Exupéry. El Principito.

Dedicado a mi ahijado Nicolás

Un comentario

  1. Pingback:San Valentín. Mercantilismo o inversión en la pareja

Los comentarios están cerrados.